CONSULTAS EXTERNAS

upiq.

Maternidad y lactancia

Los mejores cuidados posibles en un momento de adaptación al nuevo entorno, proporcionados por pediatras especialistas con una gran formación en Neonatología.

En la UPIQ somos conscientes de la vital importancia que tiene la creación del vínculo madre-hijo. Por ello, todas nuestras medidas van orientadas a garantizar su mejor adaptación y a la detección de cualquier problema que pueda surgir, siempre con la premisa de un contacto continuado del neonato con su madre.

Una atención completa y personalizada, llevada a cabo por pediatras especialistas formados vía MIR con gran experiencia en Neonatología es la clave de nuestra organización. El contacto piel con piel precoz, el apoyo a la lactancia materna y a la permanencia continuada con la madre durante su estancia en la sala de Maternidad son los instrumentos imprescindibles para lograr la excelencia en los cuidados al recién nacido.

En la UPIQ, si las circunstancias del parto lo permiten, colocamos al bebé nada más nacer sobre su madre, en contacto directo con su piel, según las recomendaciones internacionales de la OMS. En los primeros minutos realizamos la valoración del estado general y los primeros cuidados in situ. Dado que en la mayoría de los casos los recién nacidos no precisan ninguna otra asistencia inicial, permanecen con su madre de forma ininterrumpida.

Con estas medidas logramos favorecer el vínculo afectivo madre-hijo, el inicio precoz de la lactancia materna, el mantenimiento de la temperatura corporal adecuada y la adaptación al entorno.

Un pediatra especialista experto asiste a todos los partos, lo que garantiza una atención adecuada inmediata en todas las situaciones que puedan presentarse.

Posteriormente, el neonato será controlado por enfermería pediátrica y el equipo de especialistas en Pediatría de la UPIQ, que realizarán la valoración el primer día de vida y antes del alta, atendiendo las incidencias que puedan producirse durante toda la estancia. En dichas valoraciones se realizará un complet examen físico del neonato y se responderá a todas las dudas que puedan surgir.

Todo el personal de la Maternidad tiene la formación especializada necesaria para asistir a la madre y al neonato en los cuidados y consejos que sean oportunos y que, sin duda, serán esenciales tanto durante su estancia en el hospital como en los primeros días tras el alta.

Finalmente, los mismos pediatras que han atendido a su hijo en Maternidad pueden realizar el seguimiento en consultas externas, urgencias y hospitalización desde el momento del alta hasta que cumpla los 14 años en las consultas de Pediatría General.